Artesana hace más de 30 años, la Sra. Uberlinda aprendió de los saberes de su madre y abuela quienes vivían en el campo y creaban las prendas de vestir que necesitaba la familia. Recuerda que antiguamente se hacía todos el proceso, esquilar la oveja, lavar la lana, hilar y luego comenzar a tejer chombas, chalecos, gorros, bufandas y medias.

Productos destacados

Mermeladas caseras

Tejidos

Embolsados de hierbas

Este contenido es solo por usuarios registrados y ingresados
Acceder

Usa tu correo electrónico habitual

Correo electrónico

Este contenido es solo por usuarios registrados y ingresados

Crea tu cuenta

E-mail

Contraseña